09Nov

Ya llega el temporal de nieve y frío, si eres de los que en esta época prefiere no viajar en autocaravana deberás tomar ciertas precauciones con tu vehículo. Desde el inmobiliario hasta el sistema de electricidad. Si no puedes dejar tu autocaravana nueva debajo de un techo o un parking tendrás que proteger la carrocería de los efectos de agua, nieve y sobre todo las heladas.

¿Cómo proteger el exterior de tu autocaravana?

Es muy recomendable aplicar una capa de cera en toda la carrocería para que repela al agua. Si se pudiera aparcar en una zona con una pequeña inclinación sería lo mejor, así facilitaremos la retirada del agua del techo cuando llueva. También recuerda engrasar las cerraduras exteriores. Protege las gomas de los limpiaparabrisas, evitarás que se cuarteen por el temporal.

Muy importante vaciar los depósitos de agua limpia y grises y dejaremos el grifo o la guillotina de cierre ligeramente abierta de la autocaravana. Haremos lo mismo con el resto de circuitos de agua tanto el bolier como el de la calefacción, evitaremos roturas por dilatación debido a una helada.

¿Y el interior de la autocaravana?

Limpia todo el interior y deja la nevera con la puerta abierta. Recuerda recoger todos los armarios sobre todo si hay comida que se pueda estropear. Hay que tener muy en cuenta la humedad. Para evitarla puedes colocar en el interior algún producto para que haya un grado de humedad correcto.

Para mantener el sistema eléctrico de la autocaravana lo ideal es cargar las baterías y después desconectarlas de la instalación en el caso que no vayas a coger la autocaravana nueva en una temporada larga.

Respecto al circuito de gas, únicamente deberemos de proteger el regulador de botella, así evitaremos que una helada estropee los elementos internos de circuitos o lo deje fuera de servicio.

Los neumáticos son otro elemento importante. Si quieres evitar que las ruedas de tu autocaravana nueva se deformen levanta el vehículo mediante soportes, dejándolo con las ruedas suspendidas.