21Sep

Una de las dudas que suelen tener los futuros compradores interesados en una caravana nueva o en alguna caravana de segunda mano es qué tipo de coche está capacitado para poder remolcar estos vehículos.

Para remolcar una caravana hay que tener en cuenta dos aspectos. Uno, la masa máxima remolcable de nuestro vehículo y otro, la cantidad de peso que queremos remolcar. Hay que tener en cuenta que existen caravanas que pueden llegar a pesar hasta 2500 kilos.

Recuerda que la masa máxima admisible no puede exceder los 3500 kilos entre coche y caravana. Lo más normal es que los usuarios busquen el mejor conjunto entre coche y caravana para ello lo recomendable es que el coche pese vacío un 20% más que la caravana cargada. Así conseguiremos un viaje más seguro. Te recomendamos que remolques la caravana con un coche con una potencia superior a 100 CV.

Respecto al uso del motor, diésel o gasolina, los motores diésel tiene una gran fuerza de tracción y un gran rendimiento. Normalmente son los elegidos para el remolque de caravanas nuevas o caravanas de segunda mano, pero esto también depende de los usuarios y de lo que prefieran o estén acostumbrados. Muchos de ellos eligen la respuesta instantánea del motor de gasolina, aunque se sepa que los gastos serán mucho mayores. También es verdad que cada vez más la tecnología consigue avances y los últimos motores como los EcoBoost de gasolina de inyección directa turboalimentados, de un tamaño más pequeño y rendimiento más eficiente y ecológico son ideales para poder remolcar caravanas.

Desde M3 Caravaning no te recomendamos un coche hibrido para remolcar tu caravana nueva. No están diseñados para esa función. En resumen, cualquier turbo diésel con una cilindrada igual o superior a los 2000CC, con unos 150 cv son válidos para remolcar una caravana. Y si sois de hacer rutas por fuera de la carretera lo más recomendable es también tenga un sistema de tracción, en el caso que no vayas hacer ese tipo de rutas, no sería necesario.